sábado, 18 de junio de 2011

El ineluctable hado

Juan José Panno redactó este texto para una enciclopedia de filosofía que finalmente nunca se editó. Lo rescatamos, porque es ejemplar. Ah, la entrada era la que se refería a "determinismo"...


Escribano


El bisabuelo era escribano, el abuelo era escribano, el padre era escribano, los tres hermanos mayores eran escribanos y él dijo que escribano no, que cualquier cosa menos escribano, y se dedicó de lleno al fútbol.

Fue jugador. Goleador. Con una particularidad: nunca hizo el primer gol de su equipo; siempre el segundo o el tercero, en partidos que se iban ganando. Cuando estampaba la firma de sus goles era para certificar la victoria de su equipo, para ponerles el sello a los partidos.

Por eso, un periodista deportivo lo había bautizado “el escribano”.