jueves, 10 de marzo de 2011

Cómo funcionan las cosas

Mientras comienza a aparecer en el discurso público -es decir, el de las clases dirigentes y sus medios de comunicación- una tibia preocupación por los estragos de la soja transgénica (¡pasamos de 100 mil has. a 16 millones de has. en 15 años!), la industria agroquímica no descansa y hace ya un tiempo que viene promocionando otros cultivos genéticamente modificados como el maíz y el algodón. Estos nuevos engendros, al igual que la soja, deben "regarse" con un tóxico derivado del célebre Agente Naranja, que el ejército norteamericano usara para desfoliar la selva vietnamita, con sus trágicas consecuencias de enfermedad, deformación y muerte para humanos, animales y plantas. Afortunadamente, la compra de voluntades y aprobaciones legales que los fabricantes de agrotóxicos realizan rutinariamente para "introducir" sus productos, no alcanza a todo el mundo...

Horacio Lucero: "Monsanto tiene un desprecio absoluto por la calidad de vida de la gente"

El jefe del Laboratorio de Biología Molecular de la UNNE mostró preocupación por el lobby que realizó la multinacional fabricante de pesticidas para instalar el algodón transgénico en el Chaco.

Luego de que se diera a conocer el lobby político y mediático realizado por la multinacional Monsanto para instalar en el Chaco el uso del algodón transgénico Cotton BT, el jefe del Laboratorio de Biología Molecular del Instituto de Medicina Regional dependiente de la Universidad Nacional del Nordeste, Horacio Lucero, mostró su intranquilidad por esta situación, no sólo por la introducción de paquetes tecnológicos de dudoso efectos en el ambiente y las personas sino por los pésimos antecedentes que tiene esta empresa multinacional en todo el mundo.

“Esta noticia es muy poco auspiciosa porque nosotros estamos teniendo las consecuencias en todo el país de lo que es el modelo de la soja transgénica, habida cuenta de que justamente el hecho de que esta manipulación genética haga que las semillas tengan esta resistencia a un herbicida, como es el glifosato, hace que los volúmenes de venta se vean aumentados en forma exponencial”, lamentó Lucero en declaraciones a RADIO CIUDAD.

La gente que está ligada a esta actividad comienza a utilizar cada vez más productos porque hay una conducta de cualquier ser vivo que hace selección natural y la plaga que no eliminan por medio de estos herbicidas se hacen cada vez más resistentes”, explicó el biólogo. “Eso va a necesitar campaña tras campaña más volumen de estos plaguicidas, y además se ven cócteles o mezclan con insecticidas como el endosulfán, que van a ser retirados próximamente del mercado por el efecto nocivo en la población”, señaló.

Lucero mostró su preocupación también por los antecedentes que tiene esta empresa en todo el mundo. “Hay muchas firmas dedicadas a lo mismo, pero Monsanto tiene una gran cantidad de antecedentes a nivel mundial que se tendría que alertar a las autoridades que la conducta de esta empresa es la de un desprecio absoluto sobre la calidad de vida de los pobladores expuestos”, dijo el especialista. “Esto me genera mucha preocupación”, añadió.

EL CABLE

Este miércoles, Página/12 reveló que en un cable filtrado por Wikileaks, la embajada norteamericana dio detalles de cómo Monsanto encaró el lobby político y mediático para instalar el algodón transgénico en la provincia. El entonces presidente de la sucursal en Argentina de la empresa, Juan Ferreyra, explicó a la embajada estadounidense -en agosto de 2008- que estaba teniendo “buenas conversaciones con productores de algodón para expandir el uso de bt cotton (algodón transgénico) en la provincia del Chaco y cooperar allí”, dice el cable.

El 12 de agosto Monsanto firmó un acuerdo de cooperación con el gobernador del Chaco. El embajador pudo apoyar esta iniciativa con una nota en la página editorial del principal diario del Chaco y conversaciones con el gobernador ese mismo día. El gobernador Capitanich se mostró muy entusiasmado en trabajar con Monsanto para mejorar y expandir la producción local de algodón”, señala el documento secreto.

En este sentido, Lucero comentó que “está claro que una empresa multinacional que está bregando porque esa tecnología se pueda aprobar no tiene otra connotación que aumentar la producción a partir de la introducción de las semillas de un gen que es resistente a un herbicida. Esto se llama paquete tecnológico, que es lo mismo que se utiliza para las otras semillas transgénicas”.

Si bien reconoció no tener mayores detalles sobre los efectos y la conformación genética del Cotton BT, Lucero señaló que es otro producto que seguramente mantendrá el esquema de la soja transgénica. “En principio los modelos son todos iguales”, dijo el especialista. Y graficó: “El que tutela este producto es una empresa que produce agroquímicos. Esto está de la mano directamente con la venta de plaguicidas por eso se lo llama paquete tecnológico. Uno tiene que comprar la semilla y está obligado a comprar el mismo herbicida para el cual la semilla tiene el gen resistente”.

“El único fin de generar una semilla transgénica es que tenga una modificación genética manipulada en el laboratorio de manera tal que pueda resistir a algún producto agrotóxico. En el caso de la soja es un herbicida y según cuál sea el gen que introducen será el mismo herbicida para las otras semillas que producen”, comentó Lucero. “El único objetivo es aumentar la producción en función de utilizar mayor cantidad de plaguicidas”, abundó.


Lobby de Monsanto para instalar el Cotton BT en el Chaco
“La política del Gobierno es fomentar el algodón transgénico”

La integrante de la Red Carrillo, Alejandra Gómez, criticó la política implementada por el Ministerio de la Producción en referencia a la entrega de semillas transgénicas. Lo hizo luego de que se revelara el lobby de Monsanto en el Chaco.

Alejandra Gómez, abogada e integrante de la Red de Salud Popular Ramón Carrillo, criticó la política implementada por el Ministerio de la Producción en referencia a la entrega de semillas transgénicas fabricadas por la multinacional Monsanto. Lo hizo luego de que Página/12 revelara en un cable filtrado por Wikileaks que la empresa hizo un fuerte lobby político y mediático para insertar el Cotton BT en el Chaco.

“El año pasado el Ministerio de la Producción distribuyó 5 mil toneladas de semillas transgénicas y 250 toneladas de semillas tradicionales. Desde ahí sabemos que la política implementada desde el gobierno provincial es fomentar el uso de semillas transgénicas que trae aparejado todo el paquete de agroquímicos, principalmente el más usado que es el glifosato”, explicó Gómez en declaraciones a RADIO CIUDAD.

La abogada –que trabajó junto a los vecinos de Las Palmas y La Leonesa para frenar el uso de indebido de agroquímicos en las arroceras de la zona- remarcó que la modificación de semillas viene de la mano de la aplicación de agrotóxicos que, en varias investigaciones, se detectó que afectan a la salud y al ambiente. “La semilla transgénica trae aparejada la utilización de distintos tipos de agroquímicos, que de acuerdo a investigaciones realizadas tanto de científicos nacionales como internacionales acusaron a este químico de afectar a la salud y causar malformaciones en los niños. También se detectó que afecta al ambiente”, señaló.

WIKILEAKS

Este miércoles, Página/12 reveló que en un cable filtrado por Wikileaks, la embajada norteamericana dio detalles de cómo Monsanto encaró el lobby político y mediático para instalar el algodón transgénico en la provincia. El entonces presidente de la sucursal en Argentina de la empresa, Juan Ferreyra, explicó a la embajada estadounidense -en agosto de 2008- que estaba teniendo “buenas conversaciones con productores de algodón para expandir el uso de BT Cotton (algodón transgénico) en la provincia del Chaco y cooperar allí”, dice el cable.

“El 12 de agosto Monsanto firmó un acuerdo de cooperación con el gobernador del Chaco. El embajador pudo apoyar esta iniciativa con una nota en la página editorial del principal diario del Chaco y conversaciones con el gobernador ese mismo día. El gobernador Capitanich se mostró muy entusiasmado en trabajar con Monsanto para mejorar y expandir la producción local de algodón”, señala el documento secreto.

Con esta información, Gómez comenzó a atar cabos sueltos: “Ahí empezamos a asociar algunas conductas de funcionarios de distintos ministerios del gobierno e intendentes”, aseguró la abogada. “Al ver este tipo de noticias vemos que es necesario aún más reforzar la lucha y el conocimiento de la gente para que sepan a qué es a lo que nos estamos exponiendo. También vamos a reforzar en las actividades sobre producción agroecológica. No estamos en contra de la producción sino en contra de este modelo productivo”, aclaró.


Héctor Lanza, cirujano del operativo "Patria Solidaria": "Miente quien dice que el glifosato no produce malformaciones"

El coordinador del 17º Operativo “Patria Solidaria” sostuvo que "aquí y casi todo el norte del país tienen el mismo problema. La tasa en esta zona es de 1 en mil, cuando debiera ser 1 en 7 mil, y es algo que tiene que ver con los contaminantes".

En una nueva visita a nuestra provincia, en la que encabeza el equipo que médicos que atenderá a más de 60 pacientes con malformaciones en Sáenz Peña y Machagai, el facultativo aportó su visión sobre el uso de semillas transgénicas y sus consecuencias. Y se sumó a la dilatada polémica por el uso del glifosato en la producción agrícola.

Héctor Lanza fue contundente al asegurar que “miente quien dice que el glifosato no produce malformaciones, porque cuando vinimos aquí por primera vez nos encontramos con ellas en general; muchas de ellas, severas. Debo decir que casi todo el Norte del país tiene hoy este problema".

El médico agregó que "es llamativa la cantidad de personas afectadas y en poco tiempo estaremos en condiciones de dar a conocer la cifra exacta; pero es muy alta la tasa de la zona, ya que estamos con 1 en mil cuando deberíamos estar en 1 en 7 mil".

A modo de comparación, sostuvo que "en la Provincia de Buenos Aires tenemos casos de malformaciones, pero no tanto. Entonces quiere decir que en esta zona algo hay, y tiene que ver con el uso de agroquímicos”.

El reconocido cirujano plástico, explicó que “son cuatro las causas básicas que producen las deformaciones. Una es la genética; es decir, aquella que viene de padre o madre y que no es la más frecuente. Otra causal es la infecciosa o viral en el embarazo y la siguiente causa es la deficiente alimentación en el embarazo y no haber consumido ácido fólico. La última y más frecuente, en muchas de las provincias, es la de los contaminantes y por eso estamos esperando que los diputados nacionales aprueben cuanto antes la Ley de obligatoriedad de la denuncia de las malformaciones".

“Tengo conocimiento que el uso de glifosato fue prohibido por lo menos en dos provincias, pero el problema es que hasta el momento los fabricantes no pueden encontrar otro veneno que lo reemplace. Y considero que van a tener que volver a hacerse nuevos estudios sobre los que se están utilizando, por varias causas más", precisó.

En el final, el Dr. Héctor Lanza subrayó que "el problema del uso de semillas transgénicas, es que produce un gran deterioro en la calidad de vida de las poblaciones cercanas a los campos. Y peor aún, hoy los países de Europa central y otros países del primer mundo no compran ningún alimento ni nada que sea transgénico. Por eso, muchos estamos en contra de Monsanto, porque junto a los transgénicos trajo aparejados infinidad de problemas para la salud y un impacto para el ecosistema. Y a pesar que esta empresa está presente en la mayoría de los países, algún día vamos a tener que decirles que no”.

Copiado de Chaco Día por Día

El artículo de Página/12 mencionado

Declaraciones de Carrasco

Carrasco en el Chaco

FALLO DE LA CÁMARA CIVIL PROHÍBE FUMIGACIÓN
A MENOS DE DOS KILÓMETROS DE LAS VIVIENDAS