jueves, 31 de marzo de 2011

Cómo funcionan las cosas IV

Gobierno, Clarín, Moyano, y los trabajadores

A propósito del "ataque a la libertad de expresión" que alteró a todos los demócratas el último domingo, es necesario recordar que el conflicto entre la más grande patronal de comunicación y sus trabajadores gráficos -sobre el que ahora se montó Moyano para extorsionar a la Presidenta y exigirle que proteja a los burócratas sindicales de las consecuencias de sus propios delitos- viene desde hace años. Cuando fueron despedidos los 119 trabajadores y sus delegados, el gobierno Kirchner aún no había descubierto que Clarín era un "monopolio", por lo que no le quedó más remedio que mandar la infantería a reprimir a los trabajadores para garantizar la "libertad de expresión" de esa megaempresa (ahora, en cambio, advertido de lo malo-malo-malo que es el Grupo Clarín, y de lo bueno-bueno-bueno que es mantener a Moyano como aliado, se abstuvo rigurosamente de andar apaleando gente). Luego la Justicia dio la razón a los trabajadores y ordenó la reincorporación de todos los delegados, pero uno quedó afuera...