miércoles, 14 de diciembre de 2011

No hables tu idioma ni sonrías

Eso agravará las condiciones de detención...

Algunas veces, las condiciones de dominación y de opresión se hacen tan evidentes, tan crueles, tan gráficas, tan pornográficas, que hasta los reportes más rutinarios de la gran prensa -destinados a las secciones "de color", como cuando en Sudáfrica hornean el pan dulce más grande del mundo- no pueden menos que mostrar los siniestros mecanismos de un sistema al que le sobra cada vez más gente por todos lados y no encuentra -aún- un medio eficiente para deshacerse de ella. La prohibición de hablar el idioma nativo y de sonreír, recuerda a otras épocas en las que -como ahora- las personas eran reducidas a la categoría de bestias u objetos...


Prohíben a presas paraguayas hablar guaraní

Autoridades del penal de Posadas, en el norte de Argentina, prohibieron a las internas de nacionalidad paraguaya hablar guaraní, denunció este martes una organización cultural que considera que la decisión constituye una violación a los derechos humanos.

"Es una discriminación y un atentado a los derechos humanos", dijo Carmen Gladys Bernatto, directora del Ateneo de la Lengua y la Cultura Guaraní y presidenta de una asociación civil vinculada a la promoción y difusión del quehacer cultural de Paraguay, con sede en Posadas, capital de la provincia de Misiones.

A raíz de la prohibición, representantes del consulado de Paraguay en Posadas (1.100 km al norte de Buenos Aires), requirieron informes al Servicio Penitenciario, informó el canal de televisión Misiones Cuatro.

Bernatto dijo que la directora del establecimiento carcelario, Ester Florentín, argumentó que la decisión obedece a cuestiones de "seguridad", porque las "reclusas paraguayas sonríen al hablar y da la impresión de que se burlaran" de los guardias penitenciarios.

"El castigo para las reclusas por hablar su propio idioma, idioma del Mercosur e idioma de la región, es mandarlas a 'la piecita', un espacio reducido desde donde no se les permite hablar por teléfono por cuatro días con sus familiares", reveló.

A raíz de esta situación, las entidades culturales que integra Bernatto ofrecieron enseñar de manera gratuita guaraní a los guardiacárceles. Las autoridades del Servicio Penitenciario provincial se comprometieron a investigar el caso.

Fuente: AFP